Consejos para viajar a París, una capital que enamora

Mucha gente repite como un mantra que París es la ciudad del amor. Y la realidad, es que cuando la visitas, no te queda otra que darles la razón. La capital de Francia es uno de los destinos favoritos a la hora de viajar a Europa de miles de millones de personas por alguna razón. Y entre algunas podemos citar su maravillosa riqueza cultural y artística, además de por la excitante posibilidad de dar un paseo por la historia.

París es una de las capitales del mundo por muchas razones y ofrece a su visitante múltiples argumentos para volver, ya sea por sus monumentos históricos, sus elegantes calles y jardines, sus modernos escaparates de moda, sus deliciosos restaurantes, su cultura hechizadora. Conocer París, en definitiva, seguro que es una experiencia inolvidable y da igual que viajes en grupo, con tu pareja, niños…París ofrece atractivas posibilidades para todos los gustos!

Una vez hemos dejado claro que nos encanta París como destino turístico de primer nivel, queríamos darles unos breve consejos para visitar la capital francesa y hacer la experiencia lo más agradable posible. Aunque en esta ocasión, la verdad es que lo tenemos muy fácil.

Como primer consejo, les recomendaríamos que se ataviaran de un pequeño diccionario de francés porque la verdad es que el parisino de apie no suele hablar inglés ni español, con lo que para preguntar cualquier posible duda, les vendrá muy bien un pequeño diccionario de bolsillo. Aunque la verdad es que con los smartphones cada vez es más fácil recurrir a diccionarios online. Es una buena opción.

París no es una ciudad barata, aunque como buen destino turístico de primer orden, tiene una amplia oferta gastronómica para todos los bolsillos. Por poner un ejemplo, una buena manera de coger fuerza para continuar con los formidables paseos por sus preciosas calles y jardines es a base de las riquísimas baguettes,  que podéis encontrar en multitud de hornos o supermercados. Además, la capital francesa es una de las principales zonas de productores de vino, por lo que la oferta también es amplísima y con un nivel de calidad impresionante. Acudir al gran número de supermercados y hacerse con una buena cesta de buenos vinos, quesos y viandas francesas garantiza la recuperación de fuerzas a precios competitivos al alcance de todas las economías.

Por lo que respecta al transporte, recomendamos encarecidamente el uso del metro. Funciona muy bien, es rápido, llega a casi todos los sitios y a un precio asequible. Eso sí, como en casi todos los metros de las ciudades, hay que tener cuidado con las pertenencias personales y los bolso. París tampoco escapa al peligro de los pequeños rateros.

Los parisinos son gente muy discreta en el plano público y se escandalizan cuando nos oyen hablar con tonos de voz más elevados. Como consejo, si vamos a restaurantes o cafeterías típicas de París, es rebajar nuestro tono para que no nos sentamos observados. Pero ya saben que en Europviajes siempre hemos apostado por la naturalidad y espontaneidad del turista.

Una buena recomendación para nuestra estancia en París es hacenos con un pase de museos y monumentos de París, si nuestra idea es visitarlos. Con ese paso nos ahorramos las pesadas colas y ganamos mucho tiempo para otras actividades. Además, también conseguimos mejores precios. Estos pases se pueden comprar en cualquier oficina de turismo de la ciudad.

Seguro que en próximos posts hablaremos de muchos atractivos de una ciudad que nos enamora cada vez que la visitamos. Esperemos que a ustedes les provoque el mismo efecto. Felices viajes y nos vemos por las redes! Y Viva el Amor!!

Esta entrada fue publicada en Consejos viajes y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *