Bosque de las hadas Barcelona

 

foto1

Por Andrés de Europviajes

Cuando tenemos visita, el primer día realizamos un reconocimiento general de la ciudad, comenzando en Paseo de Gracia, caminamos luego por rambla Cataluña, Plaza Cataluña, respectivas fotos, bajamos a La Rambla: caminamos por Canaletes, las Rosas, los Pintores; alternando con algunas calles del Barrio Gótico, siempre hacia el mar, hasta llegar al final. Luego de esta caminata, es el momento perfecto para hacer una parada en el Bosque de las Hadas, el Bar del museo de las Cera, donde podemos encontrar bebidas para gustos muy variados, además de tapas o platos para picar. 
Este lugar ha encantado tanto a nuestros familiares y amigos que, junto con el paseo del primer día, se ha convertido en una especie de rito de iniciación en Barcelona.

foto2Este Bosque-bar tiene muchas cosas interesantes, cada vez descubro más detalles, les cuento algunos (los demás los debe descubrir cada uno): el más evidente es quizá la decoración de las columnas a modo de árboles, parecen tan reales que no es extraño ver a las personas tocándolos y discutiendo sobre si son reales o no. Otro detalle es la cascada al fondo del local.

Por supuesto las hadas, dispuestas en diferentes lugares y rincones del bosque, que junto a la iluminación, sonidos y alguna repentina tormenta, dan un toque mágico al lugar. Otra particularidad es que el fondo musical consiste en un juego de sonidos naturales (agua, viento, lluvia) a un volumen moderado, lo que permite hablar con los demás, disfrutar del momento y relajarnos un poco luego de la larga caminata.

foto3

Además, al salir del Bosque, estaremos muy cerca del puerto, a sólo unos metros, por lo que podemos cerrar el día con broche de oro, caminando por la Rambla del Mar (la pasarela suspendida más grande del mundo) y observar la ciudad por su fachada marítima.

foto4

Antes de las 8 pm puedan entrar a la tienda del museo, donde encontraran gran cantidad de cosas curiosas y creativas, desde platos para dar comida a los bebes, cargadores solares para los celulares, hasta un carro ecológico, además de miles de figuras de papel.

Por cierto, el Bosque de las Hadas, normalmente está abierto de 11 de la mañana hasta la 1 o 2 de la madrugada, el fin de semana por las noches suele estar muy lleno, por lo que les recomendamos visitarlo entre semana y si es el fin de semana ir antes de las 9 pm para poder disfrutarlo.

Queda al final de la Rambla, cerca del metro Drassanes (línea 3, verde), concretamente en el Pasaje Blanca 7, teléfono: 0034-933.17.26.49. También pueden visitar su web para conocer más detalles del Bar y del museo http://www.museocerabcn.com/es/bosc.html

Las fotos fueron tomadas de la página web de Bosque de las Hadas.

Esta entrada fue publicada en Consejos viajes, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *